Remedios Naturales

Vómitos y diarrea

little sick girl in bed with bowl


Hay muchas razones que hacen que un niño sufra vómitos o diarrea: infecciones como la gastroenteritis, comer alimentos muy grasos o comer demasiado, alteraciones emocionales, intoxicación alimentaria, etc. No suelen ser trastornos graves si no son repititivos. La gastroenteritis suele caracterizarse por una fiebre de 38°C, vómitos, falta de entusiasmo por la comida y torpor. A veces la diarrea la causa el volver a tomar leche demasiado pronto tras un ataque de gastroenteritis. Recuerde que los lactantes y los niños se pueden deshidratar muy rápidamente y asegúrese de que beban abundante líquido.

PRECAUCIONES
LOS LACTANTES Y LOS NIÑOS SE PUEDEN DESHIDRATAR MUY FÁCILMENTE AL VOMITAR Y TENER DIARREA Y ES IMPORTANTE BUSCAR UN TRATAMIENTO MÉDICO CON URGENCIA. VISITE AL MÉDICO SI APARECE SANGRE EN EL VÓMITO O EN LAS HECES (HECES MUY OSCURAS).

TRATAMIENTO

REMEDIOS DOMÉSTICOS Y POPULARES
• La leche y la miel son excelentes para tratar un ataque debido a un envenenamiento alimentario.
• La mostaza es vomitiva y se puede ingerir con unas cucharaditas de agua templada.
• El ajo es excelente contra las infecciones, en particular bacterianas (es antibiótico), y también para impulsar el sistema inmunitario y limpiar la sangre.
• Para limpiar el intestino, déle limonada recién hecha, templada y con un poco de miel.
• Déle a beber jugo de grosellero negro como astringente intestinal.
• La manzana cruda que se ha oscurecido (oxidado) sirve para calmar al estómago alterado. Adminístrela en pequeñas cantidades.

FITOTERAPIA
• La infusión de manzanilla o de toronjil contribuye a calmar al niño excitado.
• El jarabe de ulmaria o malvavisco es capaz de ayudar en los vómitos.
• En el agua puede poner genciana y agracejo para que los sorba a menudo.
• El niño cuya dolencia se exacerba o se produce por un trastorno emocional o que está angustiado por los vómitos, puede ingerir manzanilla y verbena para calmarse.
• Pruebe jengibre rallado o en decocción para aliviar las náuseas.
• Manzanilla, equinácea, menta y tomillo bebidos en infusión o puestos en un baño de pies cuando la infección causa la enfermedad.

AROMATERAPIA
• Masajee el vientre y el pecho con unas gotas de aceite de lavando o manzanilla mezclados en un aceite portador.
• Vaporice los antisépticos aceites de tomillo o de árbol de té.
• Unas gotas de aceite de lavando en el baño o al lado de la cama actúan como calmantes.

HOMEOPATÍA
• Nux vómica puede ayudar si el niño vomita tras comer demasiado o demasiado rápidamente.
• China para diarrea con ventosidades, en particular si el niño está muy irritable.
• Colocynthis si la diarrea es copiosa, líquida y amarillenta, y viene acompañada de un dolor ocasional.
• Arsenicum cuando siente ardor y está inquieto, ansioso y frío.
• Veratrum álbum cuando hay vómitos y diarrea con sudor frío.
• Pulsatilla tras una comida grasa y sin sed.
• oulphur para orificios rojos, eructos malolientes y anhelo de dulces.

REMEDIOS FLORALES
• Rescate alivia la angustia producida por los vómitos y la diarrea.
• Olivo sirve para recuperarse.
• Si el vómito está causado por problemas emocionales, elija un remedio que ayude a resolver esos problemas.

VITAMINAS Y MINERALES
• Tras un ataque de vómitos o diarrea déle abundante yogur vivo (no del esterilizado) y plátanos muy maduros para restaurar el equilibrio bacteriano intestinal adecuado
• Con el mismo fin puede tomar una pastilla de acidophilus. Las venden con aroma de vainilla.