Remedios Naturales

VIH y SIDA

pict


Se cree que el VIH o virus de la inmunodeficiencia humana, con el cual el sistema inmunitario es incapaz de expulsar las infecciones, es responsable del SIDA (síndrome de la inmunodeficiencia adquirida). Una vez ha entrado en el organismo, el VIH permanece durante toda la vida aunque pueden no aparecer síntomas durante años. El VIH se puede contraer cuando la sangre infectada atraviesa la barrera de la piel por una transfusión, una rozadura profunda, una herida, las agujas de acupuntura, por el útero o por el nacimiento, por la lactancia o el sexo sin protección. Cuando el sistema inmunitario alcanza cierto grado de deterioro con el VIH, permite que medren ciertas bacterias que antes mantenía a raya (infecciones oportunistas). El SIDA se diagnostica cuando aparecen una o más de estas infecciones pero no es una enfermedad en sí mismo. Antes, su diagnóstico indicaba una muerte rápida, pero la mejora en los medicamentos y tratamientos puede cambiar esta implicación.

SÍNTOMAS
• Síntomas gripales cuando el VIH entra por primera vez en el organismo (seroconversión)
• una vez que el virus ha comenzado a actuar sobre el sistema inmunitario, habrá: — sudores nocturnos y fiebres – agotamiento – pérdida de peso — diarrea — cándida y herpes — úlceras bucales y encías sangrantes
• Entre los estados asociados al SIDA están: – problemas neurológicos – ataques y confusión — piel amarilla y articulaciones hinchadas y doloridas – sarcoma de Kaposi, una forma rara de cáncer de piel caracterizada por erupciones púrpuras en relieve — infecciones oculares, en particular citomegalovirus (CMV), que puede conducir a la ceguera – infecciones intestinales — neumonía de Pneumocystis carinii (PCP)

TRATAMIENTO

FITOTERAPIA CHINA
• Plantas tónicas como Astragalus, Ganoderma y ginseng ayudan a mantener el bienestar general.
• Millettia, salvia y peonía mejoran la Sangre y contribuyen a una buena circulación.
• La angélica china puede restaurar la energía y estimular los glóbulos blancos y la formación de anticuerpos.

FITOTERAPIA
El tratamiento siempre se ajusta a la persona pero hay muchas plantas utilizables para impulsar el sistema inmunitario:
• Regaliz para favorecer la recuperación, estimulando la formación y eficacia de los glóbulos blancos y anticuerpos. También sirve para prevenir el estrés.
• Ajo para prevenir infecciones de todas las clases, incluidas las que ahora ya no responden a los antibióticos.
• La equinácea se receta mucho para tratar infecciones crónicas y agudas pues limpia la sangre y el sistema linfático, estimulando la producción de glóbulos blancos y anticuerpos.
• Ginseng para impulsar el sistema inmunitario y estimular al organismo a librarse con eficacia del estrés así como estimular la producción de glóbulos blancos y ayudar a la recuperación tras la enfermedad.

AROMATERAPIA
• Son aceites antivíricos árbol de té, niaulí, eucalipto y tomillo y se pueden utilizar de cualquier forma. El drenaje linfático se recomienda en particular por su capacidad de estimular el sistema inmunitario.
• Lavando, árbol de té y bergamota estimulan la producción de glóbulos blancos y combaten una o varias especies de bacterias y virus.
• En particular el árbol de té posee virtudes antivirales, antibacterianas y fungicidas, a la vez que estimula el sistema inmunitario.
• Pueden ser útiles los aceites que animan, como bergamota, lavando, geranio, rosa, sándalo y alangilán.

HOMEOPATÍA
• Los remedios homeopáticos se dirigen a estimular al sistema inmunitario para que combata por sí mismo, aumentando el número de glóbulos blancos y permitiendo alcanzar un estado de equilibrio mental y emocional que vuelva el cuerpo más sensible. A menudo el tratamiento constitucional se dirige a la dolencia presenté así como a las tendencias y síntomas que aún no se han vuelto dolencias propiamente. Con el fin de restaurar la capacidad del sistema inmunitario para afrontar Ia dolencia, el homeópata le aconsejará una mejor alimentación, aire fresco, ejercicio y descanso y le prescribirá los remedíos homeopáticos acordes.

VITAMINAS Y MINERALES
• Tome una amplia gama de hortalizas diariamente, con cereales integrales como arroz y pan, fruta, legumbres (judías y lentejas) y unos pocos frutos secos y semillas por sus aceites.
• Un preparado multivitamínico y multimineral, que contenga especialmente grandes cantidades de antioxidantes, impulsa la actividad del sistema inmunitario.
• La vitamina C estimula el sistema inmunitario y es antivírica.
• Acidophilus favorece las bacterias intestinales saludables, que ayudan a expulsar las infecciones y las infestaciones.
• El zinc estimula el sistema inmunitario y es un agente antivírico.