Remedios Naturales

Prolapso

header frauenmantel - Prolapso


El prolapso es un descenso del útero o la vagina, o ambos, provocado por el debilitamiento o la distensión de las estructuras que los mantienen en su lugar: los ligamentos y músculos que sostienen el útero y la vagina se debilitan o pierden tensión a consecuencia de la edad o del parto y permiten que el útero caiga hacia la vagina y presione sobre la vejiga o el recto. Si el prolapso es completo, gran parte de la vagina o del útero puede llegar a sobresalir por la abertura vaginal, lo que produce dolor o ulceración y facilita la aparición de infecciones. Una tos o estreñimiento crónicos o la obesidad aumentan el riesgo de prolapso. Ningún prolapso entraña gravedad al principio, pero puede hacerlo si no recibe atención médica. Si los ejercicios específicos no mejoran la firmeza de los músculos pélvicos básales, puede ser necesaria la intervención quirúrgica para tensarlos. A veces, en ancianas debe colocarse un pesario detrás del hueso pubis. El 65% de los prolapsos ocurren antes de los 55 años y las mujeres que han tenido varios hijos o un parto difícil son más propensas a sufrirlo.

Síntomas
• Sensación de que algo se ha caído
• Pesadez en la parte baja del abdomen
• Dolor de espalda
• Fatiga
• Además, el prolapso vaginal puede producir, necesidad de orinar con frecuencia, incontinencia por estrés y, a veces, infecciones de orina

TRATAMIENTO

FITOTERAPIA CHINA
• El tratamiento va dirigido a combatir el chi Deficiente, y las cápsulas de chi Central son útiles.

FITOTERAPIA
• La agripalma, el pie de león y la raíz de Senecio áureos pueden ayudar a restablecer la firmeza del útero y la vagina.
• Utilice plantas astringentes como cola de caballo, bolsa de pastor, Chamaelirium luteum y arrayán. Pueden tomarse como infusión, decocción, en cápsulas, efe. También pueden aplicarse como cataplasma sobre el abdomen. El agracejo estimula las contracciones del útero, por lo que no debe usarse durante en embarazo.
• Si el prolapso se produce tras la menopausia, pruebe la salvia, la caléndula, el ginseng y el ñame silvestre, que son estrogénicos.
• El ungüento o una ducha vaginal de pamplina calman y curan el dolor de la vagina y del cuello uterino.
• Los supositorios de glicerina e hidrastis pueden ser útiles.

AROMATERAPIA
• Haga masajes en la parte inferior del abdomen y en la espalda con aceites diluidos de romero y limón para mejorar la circulación y reforzar los tejidos.

HOMEOPATÍA
• Sepia si hay sensación de presión y de que algo sobresale.
• Aloe es adecuado en caso de sufrir un prolapso desde hace tiempo, con sensación de repleción y a veces diarrea matinal.

VITAMINAS Y MINERALES
• Los tejidos glandulares uterinos protegen el útero.
• La vitamina E aumenta la elasticidad de los tejidos y ayuda a responder al estrés más eficazmente.