Remedios Naturales

Problemas durante la lactancia

amamentacao materna 1 - Problemas durante la lactancia


Tras el parto, los pechos empiezan a producir leche, en un proceso natural que proporciona la alimentación del bebé durante varios meses. Antes de fabricar leche, sin embargo, las mamas segregan calostro, un líquido de color amarillo intenso con una gran cantidad de proteínas y anticuerpos. El recién nacido que se alimenta de calostro durante los primeros días de vida es más resistente al ataque de virus y bacterias. La leche materna, que comienza a producirse lías después del parto, cuando ocurre un cambio hormonal, tiene color blanco azulado y muy poca consistencia. Si la madre está bien alimentada, su leche proporciona al bebé una nutrición equilibrada. La grasa de la leche humana, comparada con la de la vaca, es más digerible y facilita una mayor absorción de vitaminas liposolubles en el intestino del bebé, quien también aprovecha más eficazmente el calcio y otros nutrientes importantes contenidos en la leche. Los antígenos de la leche de vaca pueden desencadenar reacciones alérgicas en un recién nacido, mientras que con leche materna estas reacciones son raras. Asimismo, la leche materna estimula el crecimiento, sobre todo gracias a la presencia de ciertas hormonas y factores de crecimiento.
Los bebés amamantados tienen un riesgo muy bajo de desarrollar meningitis o infecciones sanguíneas graves y una probabilidad cinco o seis veces inferior de padecer linfoma en la infancia. Además, el riesgo de sufrir una infección del oído medio se reduce a la mitad.

TRATAMIENTO

AYURVEDA
• El comino puede estimular la producción de leche.
• Las semillas de alholva elevan la producción de leche.

FITOTERAPIA CHINA
• El diente de león, la corteza de peonía, la genciana china y la raíz de rubia combaten la mastitis.

REMEDIOS DOMÉSTICOS Y POPULARES
• Aplique hojas de perejil machacadas a los pechos endurecidos o nudosos durante la lactancia.
• Dé al bebé un poco de infusión de eneldo diluida para prevenir la flatulencia, que puede ser la causante de los problemas.

FITOTERAPIA
• La crema de caléndula calma y cura los pezones doloridos y agrietados, y es inocua para el bebé.
• La alcaravea, el anís, el eneldo y el hinojo, que pueden tomarse en infusión, estimulan la producción de leche de más calidad.
• Las compresas de malvavisco y olmo nortéamericano son adecuadas para el estancamiento.
• Si 10 necesita, la salvia roja detiene la producción de leche casi al instante.
• Diluya tinturas de corazoncillo y caléndula en agua hervida y moje los pezones agrietados tras cada amamantamiento.
• La equinácea combate todo tipo de infecciones.

AROMATERAPIA
• El aceite de lavando facilita el reflejo de liberación de la leche.
Añádalo al baño o a un vaporizador o, aún mejor, haga un masaje al bebé con una gota en un poco de aceite portador, para relajar a ambos.
• El masaje de aceite de alcaravea o verbena eleva la producción de leche.
• Los aceites de caléndula y manzanilla son antiinflamatorios y calman el dolor. Tras la aplicación, lave bien los pechos.
• Las compresas frías de aceite de menta reducen el flujo de leche si hay estancamiento.

HOMEOPATÍA
• Chamomilla, Pulsatilla, Sulphur y Graphites para pezones doloridos y agrietados.
• Pulsatilla y Calcárea para mamas duras y com estancamiento.
• Agnus es adecuado si hay pérdida de leche.
• Calcárea si la leche es de baja calidad y la madre es propensa a resfriarse.
• Aconitum para una producción de leche excesiva y repentina o una pérdida súbita debida a conmoción.
• Bryonia para pechos duros e hinchados.
• China en caso de agotamiento debido a lactancia.
• Ignatia si hay pérdida de leche debida a aflicción o trauma.

REMEDIOS FLORALES
• Aplique crema del remedio Rescate en los pezones doloridos o agrietados, para calmar y acelerar la curación.
• Ingerido, Rescate calma la angustia debida al dolor.
• Olivo se emplea en caso de gran fatiga.
• Nogal es útil cuando se producen cambios, como el nacimiento de un hijo.

VITAMINAS Y MINERALES
• Las madres lactantes necesitan muchas proteínas, vitaminas y hierro.
• En la lactancia, tome abundantes líquidos.
• Aplique aceite de vitamina E en pezones doloridos y agrietados.