Remedios Naturales

Problemas de sueño

problemas sueno - Problemas de sueño


Cada niño necesita un número de horas de sueño diferente y la mayoría tienen dificultades para dormir en algún momento. Causas comunes de los problemas de sueño en los lactantes son una irritación por el pañal, la salida de los dientes, cólicos, enfermedad, tener demasiado calor o frío o el simple insomnio. Los niños mayores pueden estar preocupados por un suceso de la escuela o de casa. La enfermedad suele alterar el sueño. Algunos niños tienen terrores nocturnos que les hacen despertarse de repente y llorando.

TRATAMIENTO

REMEDIOS DOMÉSTICOS Y POPULARES
• Con un poco de levadura de cerveza mezclada con miel y leche caliente se hace una bebida calmante para que los niños, a partir de cuatro años, duerman fácilmente.

FITOTERAPIA
• La verbena es un sedante suave y puede ayudar a que los niños se duerman, en particular si no quieren hacerlo.
• La tila sirve para calmar a los niños nerviosos y sensibles.
• La agripalma puede utilizarse para calmar a un niño o lactante asustado.
• El niño que llora puede calmarse con una infusión de manzanilla tomada alrededor de una hora antes de ir a dormir o si se despierta.
• Para calmar al niño o al lactante vierta una infusión fuerte de manzanilla, lúpulo, lavando o tila en el baño templado.
• Cuando haga falta, al niño angustiado se le puede dar un poco de miel a la que se ha añadido tintura de hierba gatera.

AROMATERAPIA
• Se puede añadir al agua del baño unas gotas de aceite de manzanilla, geranio, rosa o lavando.
• El aceite de lavando puesto en un pañuelo atado cerca de la cuna o la cama ayudará al lactante o al niño a dormir.
• Se puede poner aceite de lavando o manzanilla en un vaporizador en la habitación del niño.
• Un masaje suave antes de ir a dormir, con un poco de aceite de lavando o manzanilla mezclados en un aceite portador, puede aliviar cualquier tensión o aflicción.

HOMEOPATÍA
• Ant-t. para los terrores nocturnos.
• Para llanto constante use Colocynthis o Bryonia.
• Phosphorus para sed y la alternancia de odio y afecto.
• Pulsatilla para un niño llorón y que se empeña en ser sostenido en brazos.
• Chamomilla para sueño alterado por la dentición.
• Nux vómica para irritabilidad y tras un día movido y estresante.

REMEDIOS FLORALES
• Castaño blanco ayuda a los niños hiperactivos.
• Al niño o lactante afligido se le puede dar Rescate para calmarle.
• Heliantemo para los terrores nocturnos.
• Álamo temblón para la ansiedad sin causa identificable.
• Nogal es útil para los cambios: un nuevo hermano, la escuela o de casa.
• Unas gotas de Mímulo calman al niño que tiene miedo de la oscuridad.

VITAMINAS Y MINERALES
• Evite alimentos energéticamente fríos como plátaño y pepino, que pueden provocar cólicos y problemas digestivos.
• Un vaso templado de leche de cabra ayuda a dormir sin producir alteración digestiva alguna.
• Los niños mayores pueden chupar una pastilla de zinc antes de ir a dormir, para ayudarles a conciliar el sueño.

PRECAUCIONES
SI LE PREOCUPA LA CAUSA DE LOS PROBLEMAS DE SUEÑO DE SU HIJO, CONSULTE AL MÉDICO.