Remedios Naturales

PREPARACIONES Y TRATAMIENTO

miel-natural-de-quillay-6261-MLC5036752404_092013-F


Hay muchas formas distintas de tomar las plantas. Se las puede tomar añadidas a las comidas o en infusión, y es raro aplicarlas por separado, pues son mucho más eficaces combinadas en una receta.
Decocciones Las bolsas de hierbas secas se hierven una media hora hasta que el agua se reduce a dos tazas y entonces se las suele hervir de nuevo para que duren dos días. ¡Saben mejor que huelen!
Polvos Se toma dos o tres veces al día una cuchaiadita de hiéreos cocidas y secadas en el refrigerador, se mezclan con un poco de agua fría para hacer una pasta y luego con otro poco de agua hirviendo. Es algo desagradable pero fácil y eficaz. Tinturas Se toma del líquido dos o tres veces al día una cucharadita. Son más agradables de tomar pero no tan eficaces como las decocciones y polvos. Pildoras y cápsulas Se usan para los remedios comerciales (recetas que no se han cambiado para adecuarse al individuo). Son fáciles de tragar pero se deben tomar muchas más que con las medicinas occidentales: a veces ocho a la vez. Jarabes Son remedios comerciales, sobre todo para la tos o tónicos infantiles. Emplastos Se usan para dolencias reumáticas (Viento-Húmedo) y son muy eficaces para aliviar un dolor local y rigideces. El tratamiento suele ser aplicar las plantas dos o tres veces al día hasta que el problema desaparece. Al principio tendrá que visitar al terapeuta cada una o dos semanas para que pueda cambiar la prescripción a medida que mejoren los síntomas. Usted puede experimentar una ligera náusea, diarrea o trastornos digestivos mientras se acostumbra a las plantas. En este caso reduzca la dosis a la mitad y súbala de nuevo lentamente. Su terapeuta puede añadir más plantas digestivas para que las pueda tolerar mejor. Después de esto, podrá verle o telefonearle una vez al mes para informarle de los progresos y la receta podrá cambiar en consonancia. No se deben tomar las medicinas a base de plantas durante más de 30 días seguidos sin haber sido revisadas.