Remedios Naturales

PERSPECTIVA HISTÓRICA

Tunera diffusa 1 - PERSPECTIVA HISTÓRICA


Una medicina popular se comprende mejor cuando se considera su dinámica en el contexto histórico. Los aztecas de México son un buen ejemplo de cómo los sistemas médicos convencionales acompañan a la medicina popular, se nutren mutuamente y pueden desarrollarse según las necesidades de la población.
La medicina oficial azteca (en oposición a la popular) estaba sumamente organizada, tenía un herbario, un zoo, una élite intelectual y una academia que adiestraba y daba títulos. Se basaba en una estructura teórica compleja y en la investigación experimental. Pero algunos sectores de la población sólo tenían un acceso limitado a ella y, como alternativa, confiaban en los tratamientos y medicinas tradicionales.
La medicina oficial azteca fue eliminada cuando los conquistadores españoles mataron al personal médico e introdujeron su propia medicina. Este sistema intruso se volvió la nueva medicina de la clase dirigente azteca. El sistema todavía ofrecía un acceso limitado. Pero algunos elementos del enfoque europeo eran compatibles con la práctica médica popular de los indígenas norteamericanos y por esto se incorporaron a un nuevo sistema popular. La medicina popular mexicana medró y continuó incorporando elementos de la nueva medicina dirigente. De modo parecido, los sistemas indígenas americanos de más al norte, aunque no tan organizados ni académicos, tuvieron una medicina oficial en sus propias sociedades antes de la conquista. Los europeos trajeron enfermedades que diezmaron las poblaciones y desafiaron a los sistemas médicos indígenas. Misioneros y gobiernos atacaron las bases sociales y morales de estos sistemas, aunque los inmigrantes comenzaron a adoptar las ideas y materiales de los sistemas nativos.
De nuevo, esta medicina intrusa se volvió la medicina dominante, y la medicina indígena americana, incorporando algunos elementos euroamericanos, se convirtió en la medicina popular.