Remedios Naturales

MOSTAZA

mostaza-grano


(Sinapis alba, Brassica nigra)
Las mostazas blanca y negra se utilizan para fines culinarios y medicinales. En la mostaza negra sirven las hojas, flores, semillas y aceites, mientras que en la blanca solo las semillas. El polvo de la mostaza negra es un remedio importante porque hace que la sangre se traslade a la superficie de la piel rápidamente, es decir que es rubefaciente y calentadora. El aceite de mostaza es un ingrediente de linimentos, estimulantes estomacales y eméticos.

Ficha
Propiedades
Es rica en calcio y hierro
La mostaza ayuda a restaurar el equilibrio bacteriano intestinal
Los brotes de mostaza son ricos en vitamina A, hierro y zinc
La mostaza blanca alivia el dolor y es diurética y antibiótica
La mostaza en polvo es antiséptica y desodorante
El aceite de mostaza se puede emplear para aliviar el dolor en artrosis y sabañones
Es un expectorante excelente
Es un emético potente
Las mostazas negra y blanca son calentadoras y cabe utilizarías para extraer la infección o la congestión lejos de su origen, para la congestión nasal o para reducir un absceso
Sus virtudes rubefacientes ayudan en los trastornos respiratorios y circulatorios, incluidos los problemas cardíacos.

Uses
Tomada internamente, la mostaza impulsa la circulación, alivia los problemas del estómago e hígado y es capaz de estimular el corazón.
Coma las hojas de mostaza frescas durante la convalecencia, pues son nutritivas y contribuirán a impulsar la curación.
El baño de pies con mostaza (una cucharadita de mostaza en polvo, añadida a una cazuela de agua caliente) es un remedio tradicional para los resfriados, los problemas circulatorios y los dolores de cabeza.
La cataplasma de mostaza en el pecho reduce la infección y la congestión.
El aceite esencial de mostaza se puede utilizar externamente para la neuralgia.
Masajee un poco de aceite con cuidado sobre la zona afectada unas cuantas veces al día.
Una cataplasma hecha con las semillas de mostaza o el aceite esencial de mostaza, es de ayuda si se aplica a las zonas con dolor reumático, ciática y lumbago.