Remedios Naturales

MERIDIANOS Y ÓRGANOS

red_merid


El chi está por doquier en el cuerpo, pero fluye por unos caminos principales, nutriendo y calentando a los órganos y otras partes del cuerpo y armonizando su actividad. Estos canales forman el llamado sistema de los meridianos (Jing-Luo). La mayoría de los puntos de acupuntura se sitúan a lo largo de estos meridianos y la mayoría de las plantas que un terapeuta chino receta penetran en uno o más de ellos. Hay doce meridianos principales, que se corresponden con los doce órganos principales y reciben sus nombres: Hígado, Corazón, Estómago, Riñon, Bazo, etc. Estos meridianos son bilaterales, es decir que vienen en pares idénticos, uno a cada lado del cuerpo. Algunos meridianos son más yin, tienen funciones más relacionadas con la acumulación de las “esencias vitales” del cuerpo. Son los meridianos Riñon, Hígado, Bazo, Corazón, Pulmón y Pericardio. Los otros seis son más yang, con funciones más relacionadas con el transporte de fluidos y el alimento. Son los meridianos de Vejiga de la orina, Vesícula biliar, Estómago, Intestino delgado, Intestino grueso y Triple calentador (el mecanismo que regula la temperatura general del cuerpo en sus partes Superior, Media e Inferior, los Jiaos). También están los seis meridianos extraordinarios, uno de los cuales recorre la línea central y frontal del cuerpo: Ren Mai o Vaso de la Concepción, y otro va por la espina dorsal: Du Mai o Vaso Gobernador.
Cuando un terapeuta de la MTC dice que un órgano está desequilibrado, suele referirse al meridiano relacionado con ese órgano, no necesariamente al órgano en sí. Por ejemplo el meridiano Hígado va desde el dedo gordo del pie, sube por el interior de la pierna, pasa por los órganos genitales y se sumerge en el mismo hígado. Puede haber problemas a lo largo del meridiano y también cada órgano tiene una esfera de influencia dentro del cuerpo. EITHígado controla el libre flujo de chi general del cuerpo incluidos el equilibrio emocional, la digestión y la menstruación. Tambien acumula la sangre, regula la circulación en los tendones, influye de modo principal en los ojos y se manifiesta en las uñas. Por tanto es posible ver como se puede tratar las enfermedades en esas zonas por medio del meridiano del hígado.
En la enfermedad, diversos meridianos exhiben diferentes tendencias disarmónicas. Por ejemplo el meridiano Bazo tiende a una deficiencia que crea lo “Húmedo”, lo cual provoca sintomas como diarrea o laxitud (cansancio). Por otra parte el Hígado tiene tendencia a elevar el yang, produciendo ojos enrojecidos, migrañas y tensión alta. La medicina china se dirige hacia esas disarmonías.