Remedios Naturales

Los modos de aplicación de los remedios

cosmeticasli - Los modos de aplicación de los remedios


Hay varias formas de presentación de los remedios vegetales:

La tintura es la forma más común para uso interno prescrita por los fitoterapeutas.
Se sumerge las flores, hojas o raíces de las plantas en alcohol para extraer y conservar sus virtudes. La tintura se mantiene bien y es fácil de guardar. Como está muy concentrada sólo necesitará tomar una pequeña cantidad cada vez.

La infusión está menos concentrada y proporciona un método fácil para tomar las plantas en casa.
El fitoterapeuta prescribe flores u hojas secas o frescas, o los tallos verdes. La palabra infusión sugiere una bebida agradable, pero esto rara vez ocurre con las plantas recetadas. Endúlcelas con miel si saben mal

La macerarían sirve para algunas plantas cuando el calor de la infusión puede destruir sus virtudes. La consuelda, el malvavisco o la raíz de valeriana se ponen a macerar en agua fría hasta i2 horas.

La decocción es parecida a la infusión pero se hace con materiales más duros como raices, cortezas y semillas. Utilizando las mismas proporciones, ponga la planta y el agua en una cazuela, llévela a hervir y sígala hirviendo a juego lento de 10 a 15 minutos, cuélela y bébala caliente.

La tableta y la cápsula se toman igual que un medicamento convencional y sirven para quienes encuentren que el remedio tiene mal sabor.
La cremas y el ungüento se aplican externamente para calmar pieles irritadas o inflamadas, o aliviar el dolor de torceduras o magulladuras.

La crema hidrata la piel seca o agrietada y masajear el ungüento en las magulladuras y torceduras alivia el dolor. En ambos casos las materias activas de las plantas atraviesan los poros y llegan a la sangre impulsando la curación.

La compresa fría o caliente ayuda en los dolores y articulaciones hinchadas. Sumerja doblada una pieza de algodón limpia en una infusión y aplique la sobre el punto de dolor. Repítalo cuando se enfríe la compresa o en compresas frías, basta aliviarse el dolor.
La cataplasma es una pasta hecha con plantas frescas trituradas o secas y remojadas en agua caliente. Va bien para articulaciones doloridas o para expulsar la infección de furúnculos, granos o herida;
Ponga la planta en un trozo de algodón limpio y véndelo sobre la zona afectada. Déjelo ahí unas dos horas o hasta que disminuyan los síntomas.

El supositorio y la ducha vaginal se recetan a veces para problemas rectales como hemorroides o infeccione: vaginales, respectivamente. El supositorio viene listo para insertar. La ducha se hace con una infusión o decocción fría.

El baño de hierbas es quizá el remedio vegetal más agradable y complementa a otros tipos de tratamiento. El calor del agua activa las virtudes de los aceites volátiles de modo que son absorbidos por los poros de la piel e inhalados por la nariz. En ambos casos entran en la corriente sanguínea, e inhalados, a través del sistema nervioso pasan al cerebro, ejerciendo un efecto curativo en el cuerpo y la mente.