Remedios Naturales

LIMÓN

Lemon - LIMÓN


Los limones son los cítricos ácidos cuyo cultivo está más ampliamente difundido. Alcanzan el tercer lugar en tonelaje de cítricos producidos y se han empleado durante generaciones por sus virtudes terapéuticas. Los limones son ricos en vitamina C y limpian el sistema digestivo. Su amplia gama de virtudes terapéuticas lo convierte en una pieza clave de cualquier buen botiquín de remedios domésticos. Es posible utilizar las hojas además de todo el fruto, según las necesidades.

FICHA
Propiedades
Purifica la sangre, mejora la capacidad del cuerpo para expulsar las toxinas, sirve para problemas de piel como acné y furúnculos. Es rico en vitaminas B y C; Es antifúngico; Es antiácido; Es antiséptico; Ayuda en la digestión; Es uno de los más potentes estípticos naturales, utilícelo en cortes y rozaduras para detener la hemorragia; Por sus virtudes antibacterianas y antivíricas son excelentes para detener el progreso de las infecciones; Controla las infecciones de la vejiga de la orina y de los ríñones.

Usos
Su elevado contenido en potasio impulsa la actividad cardiaca y por eso es un tónico útil para cualquier problema del corazón. Es un insecticida natural y ahuyentará a los mosquitos, moscas domésticas y pulgones. Beba jugo de limón fresco (en agua templada) para limpiar el cuerpo. Beba jugo de limón en agua caliente o templada como primera actividad matutina; es un tónico hepático. El jugo tomado en agua caliente alivia la acidez de estómago. Bebido antes de dormir puede ayudar a mitigar los calambres y el síndrome de “piernas cansadas”. El limón refuerza el sistema inmunológico y contribuye a aliviar los síntomas del resfriado y la gripe. También puede ser beneficioso para el tratamiento de otras infecciones. Ponga rodajas de limón en la comida cotidianamente para fortalecer el sistema circulatorio. Aplique jugo de limón puro sobre la picadura de avispa para aliviar el dolor. Una gota del jugo beneficia las llagas linguales y bucales. La ingestión habitual de limones frescos puede ser útil para el tratamiento de las hemorroides, piedras de riñon y varices. Beba jugo de limón mezclado con aceite de oliva para ayudar a disolver las piedras de la vesícula biliar. Para contribuir a curar las llagas frías, ponga unas pocas gotas de jugo sin diluir sobre la zona afectada, varias veces al día hasta que se vaya la llaga.