Remedios Naturales

LIMA

lima


(Citrus aurantitfolia)
La lima se ha utilizado tradicionalmente como remedio digestivo y para prevenir el escorbuto entre los marineros. Tiene una gama de aplicaciones muy amplia en la aromaterapia moderna. Sus virtudes son parecidas a las del limón y a menudo los dos aceites se intercambian. El aceite esencial se exprime de la cascara o se destila al vapor del fruto completo.

Propiedades y usos
El aceite de lima estimula el apetito, es digestivo y ayuda a tratar los síntomas de la dispepsia. Sus virtudes antisépticas, antivíricas, bactericidas y reductoras de la fiebre la convierten en valiosa para resfriados, gripes, fiebre e infecciones de pecho y garganta. También contribuye a fortalecer el sistema inmunológico. Estas virtudes mejoran además la piel grasa y el acné, furúnculos y verrugas. Tiene un efecto restaurativo y tónico sobre la persona completa. Asimismo posee notables virtudes antirreumáticas y se la conoce por aumentar la alerta mental y la firmeza.

RECETA
Mezcla volátil para estar alerta
Llene el plato de un quemador de cerámica con agua y añada cuatro gotas de aceite de lima, dos de pimienta negra y dos de menta. Encienda la lamparilla nocturna y deje que el calor difunda el aceite por el aire.

PRECAUCIONES
EL ACEITE DE LIMA AUMENTA LA SENSIBILIDAD DE LA PIEL AL SOL. NO SE EXPONGA AL SOL HASTA PASADOS DOS DÍAS TRAS APLICARLA SOBRE LA PIEL.

MEZCLAS
SE MEZCLA BIEN COM LAVANDA, ROMERO, SALVIA ROMANA, PIMIENTA NEGRA, BERGAMOTA Y OTROS ACEITES DE CÍTRICOS.