Remedios Naturales

LAVANDA

lavanda1 - LAVANDA


(Lavandula angustifolia)
Lavandula angustifolia es la variedad más importante de las diversas lavandas utilizadas medicinalmente. El aceite esencial de lavanda es el más versátil, apreciado y ampliamente terapéutico. Flores y hojas son sumamente aromáticas, pero sólo con las flores se hace el aceite esencial.

Propiedades y usos
El aceite de lavando es calmante, antidepresivo y equilibrador emocional. Sus virtudes antisépticas y analgésicas lo hacen valioso para tratar cortes, heridas, quemaduras, magulladuras, granos, alergias, picaduras de insectos e infecciones de garganta. Como es descongestivo, también es eficaz para resfriados, gripe y estados catarrales. Reduce la tensión sanguínea, previene y alivia los espasmos digestivos, náuseas e indigestión. Es antirreumático y tónico. La tensión nerviosa, depresión, insomnio, dolores de cabeza, estrés e hipertensión responden particularmente bien a sus virtudes calmantes.

PRECAUCIONES
SUELE SER INOCUO EN TODAS LAS EDADES, PERO ALGUNOS PACIENTES CON FIEBRE O ASMA PUEDEN SER ALÉRGICOS A ÉL.
DILUYALO BIEN SI TOMA REMEDIOS HOMEOPÁTICOS.

MEZCLAS
SE MEZCLA BIEN CON ACEITES FLORALES COMO EL DE ROSA, GERANIO, ALANGILÁN, MANZANILLA, JAZMÍN Y CÍTRICOS COMO NARANJA, LIMÓN, BERGAMOTA Y POMELO, ROMERO, MEJORANA, PACHULÍ, SALVIA ROMANA, CEDRO, CLAVO Y ÁRBOL DE TÉ

RECETA
Mezcla para la irritabilidad, para baño o masaje
Ponga tres gotas de aceite de lavando, tres de manzanilla y dos de neroli directamente en el baño caliente y dispérselas con la mano. Como alternativa, póngalas en tres cucharaditas (15 ml) de aceite de pepitas de uva o de almendras dulces, para hacer un masaje calmante.