Remedios Naturales

LA MEDICINA POPULAR TRADICIONAL HOY

Aloe vera386868234 - LA  MEDICINA  POPULAR TRADICIONAL HOY


La creciente preocupación por los efectos secundarios de los medicamentos, incluidas las tragedias causadas por compuestos como la talidomida, ha hecho que se apele una vez más a la fitoterapia para que proporcioen medicamentos naturales. En particular embarazadas, niños y personas con problemas crónicos (como el estrés cronico) que han rechazado que les trastoque la medicina ortodoxa, y personas inmunosuprimidas, han seguido tratamientos con éxito -y lo que es más importante: inocuossin usar medicamentos tóxicos. La contaminación ambiental y del agua, los aditivos alimentarios y muchos otros factores, tensan considerablemente nuestros cuerpos y nuestro sistema inmunológico. Ahora es más importante que nunca desandar el camino hacia los preparados químicos y hallar modos para reforzarnos frente a las exigencias de la vida contemporánea. A medida que continúa la investigación sobre los principios activos de las plantas, cada vez más tratamientos ytónicos antiguos son redescubiertos, reconocidos y vueltos a utilizar de modo generalizado. El transporte nos da acceso a tratamientos utilizados en cualquier pais del mundo y nos trae una variedad de plantas asombrosa, como ginseng, guaraná, aceite del árbol del té, áloe o ginkgo. Mucha de la farmacopea académica ha derivado de remedios populares -como la aspirina, del sauce blanco-, aunque la medicina académica haya menospreciado las razones de su utilización. En el pasado, este proceso ha sido sobre todo fortuito, pero desde la Se-gunda Guerra Mundial ha habido una investigación intensiva y sistemática de las medicinas tribal y popular, para buscar nuevos preparados. Más de 120 medicamentos recetados habitualmente se obtienen de las plantas y alrededor del 25 por ciento de todas las recetas contiene una o más materias activas vegetales. En la medicina ortodoxa ya se usan multitud de remedios vegetales, por ejemplo se han usado con éxito sustancias del tejo para detener el cáncer y la vincapervinca rosada para controlar la leucemia, sobre todo infantil.Es difícil evaluar y comparar los sistemas y prácticas médicas populares y académicos. Por un lado la interpretación ciega de la medicina popular puede dar como resultado un rechazo inapropiado hacia métodos establecidos y probados. Por ejemplo es posible que ocurra una inmunización, o que hagan falta medicamentos para tratar enfermedades crónicas y graves que tal vez no existían en el pasado. Por otro lado, a menudo se han subrayado los aspectos peligrosos de la medicina popular sin reconocer sus contribuciones a la medicina convencional y los parecidos entre ellas.Hoy se comprende mejor la fuerza de los remedios naturales y lentamente su empleo se va aceptando e impulsando, en particular para dolencias que cada persona puede tratar en casa con seguridad y adecuadamente, como dolor de cabeza, estómago revuelto o garganta irritada. Las enfermedades del hígado, corazón, riñon, etc., y las graves, particularmente en niños, son demasiado importantes para tratarlas en casa y se debe consultar al terapeuta profesional.