Remedios Naturales

INCIENSO

El arbol del incienso peligra - INCIENSO


(Boswellia carterii)
Este pequeño árbol norteafricano también se llama olíbano. El aceite se destila de su resina, es un calmante maravilloso y muy fragante, y desde antiguo se utiliza en fumigación, para embalsamar y como sahumerio. Se considera un aceite espiritual y muchas personas lo utilizan para favorecer la meditación.

Propiedades y usos
El aceite de incienso aminora la respiración y calma los sistemas nervioso y digestivo, aliviando la ansiedad, depresión, tensión nerviosa, alteraciones emocionales y problemas digestivos relacionados con el estrés. Como estimulante inmunológico y expectorante, puede ayudar en problemas respiratorios y catarrales como el asma, resfriados e infecciones de pecho y bronquitis crónica. Cura las heridas, es astringente, antisséptico y antiinflamatorio, y es ideal para los cortes, cicatrices, manchas e inflamaciones. Está recomendado para afirmar la piel envejecida. Ayuda en la cistitis, pues tiene afinidad con el sistema genitourinario. Sus suaves virtudes terapéuticas también pueden mejorar las hemorragias menstruales irregulares o fuertes y las nasales.

PRECAUCIONES
EL ACEITE DE INCIENSO ES INOCUO DURANTE EL EMBARAZO.
NO LO INGIERA Y MANTÉNGALO FUERA DEL ALCANCE DE LOS NIÑOS.

MEZCLAS
SE MEZCLA BIEN CON ROSA, LAVANDA, GERANIO, NEROLI, NARANJA, BERGAMOTA, MANDARINA, SÁNDALO, PINO, PIMIENTA NEGRA, CANELA Y OTROS ACEITES DE ESPECIAS.

RECETA
Inhalación para tos seca
Ponga dos gotas de incienso, dos de lavando y dos de ciprés en un recipiente con agua caliente humeante. Inclínese sobre él con la cabeza cubierta con una toalla e inhale el aroma entre cinco y diez minutos.