Remedios Naturales

HOJA DE DIENTE DE LEÓN

hojas_diente_de_leon1


(Taraxacum ojjicinalis)
Las hojas de esta familiar hierba se pueden recoger en cualquier tiempo, cocinar y comer como si de espinacas se tratara, y son buenas para hacer un tónico primaveral limpiador. La infusión de las hojas alivia los edemas y la retención de líquidos.

Propiedades
Es un diurético potente
Es nutritivo

Usos
En infusión para todo tipo de retención de líquidos y edema, especialmente para los tobillos hinchados que van asociados a problemas circulatorios.
Tómelo con gayuba o tomillo para la cistitis.

NOTAS Y DOSIS
Utilice dos o tres cucharillas de té de las hojas secas para una taza de agua hirviente.
Beba cuanta desee. Tome suficiente para producir una buena cantidad de orina. Contiene vitaminas A y C, muchos oligoelementos y especialmente bastante potasio.
Las hojas frescas dan sabor a la ensalada.

RECETA
Hojas de diente de león blanqueadas
Estimulan la digestión y son excelentes para incluirlas en la ensalada diaria en casos de inapetencia, mala digestión e insuficiencia hepática. También sirven para la convalecencia general. Ponga una maceta grande boca abajo sobre una planta en crecimiento, para quitarle la luz. Déjela dos semanas hasta que las hojas se hayan blanqueado. Dosis: dos hojas al día.