Remedios Naturales

ENEBRO

enebro - ENEBRO


(Juniperus communis)
Se utilizaba en Grecia y Egipto contra la expansión de las enfermedades, y aún pítales de Francia durante la Primera Guerra Mundial. Este aceite caliente, de olor a madera, se destila de las bayas y ramillas, pero el mejor se obtiene sólo de las primeras cuando están maduras.

PRECAUCIONES
NO LO UTILICE EN EL EMBARAZO.
NO ES ADECUADO PARA PERSONAS CON ENFERMEDADES RENALES.

MEZCLAS
SE MEZCLA BIEN CON PINO, LAVANDA, CIPRÉS, SALVIA ROMANA, SÁNDALO, VETIVER, BENJUÍ, ROMERO, HINOJO, GERANIO, BERGAMOTA Y OTROS ACEITES CÍTRICOS.

RECETA
Tónico para el pelo y el cuero cabelludo
Ponga diez gotas de aceite de enebro, ocho de romero y siete de cedro en 50 ml (o diez cucharaditas) de aceite de oliva y masajee con esta mezcla el cuero cabelludo antes de lavar el cabello. Envuelva éste en una toalla caliente y déjesela unas dos horas. Lave el cabello con un champú suave, masajeándolo por el pelo antes de enjuagar para retirar todo el aceite.

Propiedades y usos
El aceite de enebro limpia física y emocionalmente. Ayuda a desintoxicar el organismo de los nocivos productos de desecho que contribuyen a generar problemas como la artritis reumatoide y la celulitis, y despeja la mente de la confusión y el agotamiento. También es diurético, tiene afinidad con el sistema genitourinario y es excelente para tratar la cistitis. Los problemas cutáneos, especialmente el eczema supurante y el acné, responden bien a sus virtudes tonificantes, astringentes y antisépticas. También sirve para las hemorroides y la caída del cabello, y ayuda a curar las heridas. Además estimula el apetito, alivia la tensión nerviosa y es buen desinfectante.