Remedios Naturales

Cortes y abrasiones




Para asegurarse de que los cortes y abrasiones menores no se infecten, se pueden limpiar con agua ligeramente antiséptica o enfriada tras haber sido hervida. Los cortes más graves, con lesión de la piel y de los tejidos bajo ella, ha de verlos un médico.

AYURVEDA
• El áloe se puede aplicar directamente sobre cortes y rozaduras para impulsar su curación, reducir cualquier inflamación y prevenir la infección.
• La milenrama mejora la coagulación sanguínea y puede servir para lesiones más profundas.
• La mirra se puede utilizar para limpiar la herida.

REMEDIOS DOMÉSTICOS Y POPULARES TRADICIONALES
El jugo de limón es un estíptico excelente y se puede diluir y aplicar directamente sobre una herida limpia.
• La compresa hecha con infusión de almendra de melocotón se puede utilizar sobre las heridas infectadas.
• Se dice que el azúcar previene las cicatrices. Presione unas cucharaditas de azúcar granulado sobre la herida limpia y véndela con una gasa. Aclare la herida con cuidado y véndela de nuevo. Repítalo hasta cinco veces al día pero procure no alterar el proceso de coagulación.
• Se puede aplicar una presión directa sobre la zona con hemorragia y mantenerla hasta que cese el flujo de sangre.

AROMATERAPIA
• El aceite de lavando puesto directamente en los agujeros de la nariz o masajeado con un aceite portador sobre las sienes, alivia cualquier shock o dolor acompañante.
• Unas gotas de aceite de árbol de té puestas en agua pura y templada sirven para limpiar las heridas y como antiséptico.
• Unas gotas de aceite de geranio vertidas sobre el vendaje impulsan la curación.

HOMEOPATÍA
• Ledum para heridas de punción. Es particularmente bueno si hay riesgo de tétanos.
• Hypericum para lesiones (que afectan a las terminaciones nerviosas como en los dedos de pies y manos.
• Utilice las tinturas de Caléndula o Hypericum para limpiar.
• Se puede utilizar Arnica en cualquier lesión para impulsar la curación y reducir la aparición de cardenales.
• El remedio Rescate se puede aplicar puro para impulsar la curación y reducir el dolor, o aplicar sobre las sienes y pulsos como calmante. Sobre los cortes utilícelo diluido en agua, ya que el coñac puede escocer.

PRECAUCIONES
SI NO PUEDE DETENER LA HEMORRAGIA, SOLICITE ATENCIÓN MÉDICA URGENTE. NO TOME ALIMENTOS NI BEBIDAS.