Remedios Naturales

COMPRESAS FRÍAS Y CALIENTES

aromaterapia 11 - COMPRESAS FRÍAS Y CALIENTES


Las compresas son un modo eficaz de utilizar los aceites esenciales para aliviar el dolor y la inflamación. Las calientes van bien para el dolor muscular, artrosis, reumatismo, dolor de muelas y de oídos, furúnculos y abscesos. Las frías van bien para dolores de cabeza, torceduras e hinchazones.

MEDIDAS BÁSICAS Ponga cuatro o cinco gotas de aceite esencial en un recipiente con agua. Empape en ella un paño limpio doblado, escúrralo y aplíquelo sobre la zona. Si la compresa es caliente, cúbrala con una toalla templada y repita al enfriarse.

PUROS: Pocos aceites esenciales como los de lavanda, árbol de té y sándalo se pueden aplicar sin diluir sobre la piel La mayoría no hay que utilizarlos puros pues son capaces de irritarla.
NOTA: Estas diluciones medias de los aceites esenciales son inocuas.