Remedios Naturales

CÓMO HACER REMEDIOS FLORALES

flores - CÓMO  HACER  REMEDIOS FLORALES


Los remedios son sencillos de preparar, gratificantes y eficaces. Hay dos métodos de preparación: el método solar y el método de ebullición.

Hay unas reglas básicas para ambos métodos:

IDENTIFICACIÓN CORRECTA Infórmese bien sobre la planta y el lugar donde se encuentra antes de recogerla.

Preparación: Para recoger la esencia es imprescindible una limpieza absoluta. Lávese y enjuáguese las manos varias veces. Puede lavar los utensilios hirviéndolos durante 20 minutos en agua de manantial o de lluvia. Déjelos escurrir y secar y envuélvalos en un paño limpio, dejándolos listos para el día adecuado.

EL DÍA CORRECTO: Para los remedios del método solar elija un día cálido y soleado, sin nubes. Para los remedios del método de ebullición va bien cualquier día luminoso y soleado.

SOBRE EL DÍA: Recoja las flores con cuidado. Piense que está haciendo un remedio y lo que éste va a curar. Recoja las flores desde todos los lados de la planta, de las ramas superiores e inferiores de los árboles y de una zona amplia en las plantas de prado. Actúe rápidamente ya que dispone de poco tiempo para recoger las flores y ponerlas en el agua para hacer el remedio. Si ha de trasladar las flores, cubra la palma de la mano con una hoja grande, preferiblemente de la planta que recoge, para evitar que el calor y la grasa de la mano contaminen las flores. Utilice una ramita para remover las flores.

Etiquetaje: Cuando haya terminado, etiquete y ponga fecha a su remedio. Guárdelo en un lugar fresco y oscuro, apartado de la luz del sol directa.