Remedios Naturales

CÓMO FUNCIONA LA HOMEOPATÍA

442956 - CÓMO FUNCIONA LA HOMEOPATÍA


La homeopatía ve los síntomas de la enfermedad como un signo externo positivo de que el organismo está tratando de curarse a sí mismo. Por tanto, sostiene que no se deben suprimir los síntomas (como se hace en la medicina alopática) y utiliza remedios que contribuyen a estimular y apoyar al proceso curativo. En algunos casos, los síntomas empeorarán antes de que mejoren. El o la homeópata prescribe remedios para la persona “integral”, basando su decisión en los principios de Hahnemann: la ley de los semejantes, el principio de la dosis mínima y la prescripción individualizada.

LA LEY DE LOS SEMEJANTES Fue formulada en 1796 y afirma que una substancia que en dosis grandes puede producir los síntomas de la enfermedad en una persona sana, puede curar los síntomas similares en una persona enferma si se usa en dosis inapreciables. Hahnemann creyó que esto ocurría porque la naturaleza permite la existencia simultánea de dos enfermedades similares en el organismo. Los remedios homeopáticos actúan introduciendo una enfermedad artificial similar que niega a la enfermedad original, y aun así sus propios efectos son tan mínimos que no producen sufrimiento.

LA DOSIS MÍNIMA Las diluciones sucesivas aumentan las propiedades curativas de una substancia, mientras que erradican cualquier efecto secundario. Esto significa que para ayudar a la curación basta una dosis ínfima de esa substancia.

LA PRESCRIPCIÓN PARA LA PERSONA COMPLETA Los homeópatas creen que los síntomas, el dolor o las enfermedades no ocurren aisladamente sino que son un reflejo del conjunto de la persona. Por lo tanto no sólo miran el problema que se les presenta, sino a la persona como un “todo”. Cada persona es tratada como una individualidad y el homeópata considerará la personalidad del paciente, su temperamento, estado emocional y físico, gustos y aversiones, antes de prescribir un tratamiento. De este modo un homeópata puede ver a dos personas con síntomas parecidos pero tratarlas de modo totalmente diferente.

Los homeópatas también creen que el tratamiento funciona según las tres Leyes de la Curación:

Un remedio comienza a curar desde la parte superior del cuerpo y progresa hacia abajo.

A Comienza desde dentro del organismo y va hacia juera, desde los órganos mayores hacia los menores.

Los síntomas desaparecen en orden inverso al de su aparición.

Los homeópatas también creen que el tratamiento há de prescribirse según la constitución de la persona, que está compuesta por un conjunto de características mentales, emocionales y físicas heredadas y adquiridas. Estas se emparejan con el remedio que mejorará la salud en su conjunto, no importa qué enfermedad esté padeciendo esa persona individual. Este perfil constitucional corresponde a un remedio particular, y por tanto a una persona se la podrá conocer como del tipo Sepia.