Remedios Naturales

Callos

callos


Son zonas de piel endurecida y engrosada que aparece como resultado de una fricción constante. Las células cutáneas responden a la fricción reproduciéndose, lo que da el característico endurecimiento de la piel. En general los callos aparecen en los dedos, rodillas, palma de la mano y planta del pie. Cuando surgen en la articulación de un dedo del pie, se vuelven dolorosos por presionar las terminaciones nerviosas. Los zapatos que aprietan y los tacones altos pueden provocarlos. A veces se crean callos blandos entre los dedos del pie. Los trabajadores manuales suelen tener más callos y permanentes.

TRATAMIENTO
AYURVEDA
• Para calmar sus pies, póngalos en un barreño previamente preparado con cuatro cucharadas de mostaza y algo de agua hirviendo.

REMEDIOS DOMÉSTICOS Y POPULARES
• Es posible ablandar y tratar los callos untándolos con jugo de limón recién exprimido o vinagre.
• Aplique compresas de ajo fresco sobre la zona.

AROMATERAPIA
• El aceite del árbol de té va bien para los problemas cutáneos y es un analgésico y antiinflamatorio suave que alivia el malestar de los callos.
• Reduzca la piel engrosada y aplique una crema emoliente hecha con aceite de rosa.

HOMEOPATÍA
• Ant-t. es el remedio más eficaz.

VITAMINAS Y MINERALES
• Aumentar la ingestión de vitaminas A y E puede mejorar la salud cutánea.