Remedios Naturales

CALÉNDULA

Caléndula en polvo


(Caléndula officinalis)
El aceite esencial de caléndula no es muy asequible, pues las flores anaranjadas de esta común planta de jardín dan poco aceite. Más común es la infusión de aceite de caléndula: se maceran las flores un tiempo en aceite caliente y luego se cuela. La caléndula se ha utilizado de modo diverso, para tratar desde mordeduras de serpiente hasta dolor de muelas. Los famosos herbolarios Nicholas Culpeper y John Gerard la llamaron “confortadora del corazón y los espíritus”.

PRECAUCIONES
NO DEBE CONFUNDIRSE COM EL CLAVEL DE INDIAS (tagetes), que ES TÓXICO.

MEZCLAS
SE MEZCLA BIEN COM LA MAYORÍA DE ACEITES FLORALES Y DE CÍTRICOS.

Propiedades y usos
La infusión de aceite es calmante, antiinflamatoria, antiséptica y suavemente astringente, por lo que va bien para piel seca y agrietada, eczema, sarpullidos de los pañales, pezones agrietados y varices. Como ayuda a detener las hemorragias y tiene valiosas virtudes sanadoras de las heridas, es esencial tenerla en un botiquín de primeros auxilios para cortes, rozaduras, heridas y picaduras de insectos. Es afín al sistema reproductor femenino y tiene virtudes que ayudan a regular el ciclo menstrual. Además sirve como base para mezclar otros aceites esenciales.

Receta
Crema de caléndula
Para hacer una crema cutánea calmante ponga gota a gota aceite de caléndula a cualquier crema vegetal pura sin perfumar y mézclelo a conciencia. Deje de poner aceite cuando la crema alcance una blandura utilizable. No se preocupe si añade demasiado aceite. Los proveedores de aceites esenciales facilitan a menudo cremas vegetales puras.