Remedios Naturales

Bocio

tiroides - Bocio


El bocio es un aumento del tamaño de la glándula tiroides, visible como un bulto en el cuello, y es bastante común. El tiroides necesita yodo para sintetizar las hormonas que produce. Si la dieta es pobre en yodo, la glándula incrementa su actividad y se hincha, lo que provoca la aparición del bocio. El aumento no tóxico debido a falta de yodo es frecuente y fácil de corregir aumentando el consumo de yodo (el pescado y la sal yodada son ricos en yodo). El bocio aparece también como consecuencia de diversas enfermedades:

• ENFERMEDAD DE GRAVE, en la que el tiroides está hiperactivo y el aumento de tamaño va acompañado por una excesiva producción de hormonas.
• TIROIDITIS DE HASHIMOTO, una hipoactividad del tiroides provocada por anticuerpos de las hormoñas tiroideas que ocasiona dolor en el cuello y dificultad al tragar.
• TIROIDITIS SUBAGUDA, probablemente una infección vírica que provoca inflamación y dolor.
• DISHORMONOGÉNESIS, una deficiencia enzimática de origen genético que interfiere en la síntesis hormonal normal.
• TUMORES del tiroides, que pueden ser benignos o malignos.
Síntomas
• Hinchazón en la parte anterior del cuello, que puede oscilar entre un pequeño bulto y una masa de gran tamaño
• En casos graves, dificultad al tragar o respirar
• Hipertiroidismo (tiroides hiperactivo): pérdida de peso, aumento del apetito, piel caliente y seca, temblor, insomnio, ojos saltones
• Hipotiroidismo (tiroides hipoactivo): fatiga, debilidad muscular, aumento de peso, piel escamosa, pérdida de cabello y voz más grave

TRATAMIENTO

FITOTERAPIA
• El fuco es un alga parda indicada contra el bocio provocado por un tiroides hipoactivo.
• La búgula se emplea en el tratamiento de un tiroides hiperactivo.

AROMATERAPIA
• La salvia romana posee un efecto equilibrador sobre las hormonas, y como se cree que el hipotiroidismo está relacionado con un exceso de hormonas femeninas, el aceite de salvia romana puede ser útil.

HOMEOPATÍA
Los siguientes remedios, administrados dos veces al día durante dos semanas, mejoran la enfermedad:
• lodum para quienes siempre tengan prisa y sufran calor.
• Spongia si se padece bocio desde hace tiempo y existe un bulto duro.
• Calcárea para una persona pálida, friolera y con sobrepeso.
• Fluoricum acidum para pacientes mayores con una mente joven, vigorosos y que sufren varices.

VITAMINAS Y MINERALES
• Aumente el consumo de sal, pescado y fuco para asegurar un suministro adecuado de yodo.