Remedios Naturales

Asma

asma (1)


En el asma, los músculos de los bronquios (los conductos que llevan el aire a los pulmones) sufren espasmos (se contraen), obstruyendo el flujo de aire y dificultando la respiración, sobre todo la espiración. El asma es cada vez más frecuente, especialmente entre los niños, y puede ser provocado por numerosos factores: alérgenos (como el polvo o los animales domésticos), contaminación, infecciones, traumas emocionales o esfuerzo físico. Hay dos tipos de asma: intrínseco, sin ninguna causa identificable, y extrínseco, provocado por alguna sustancia, normalmente inhalada, que desencadena el ataque asmático.
En muchos casos, la inflamación de las paredes interiores de las vías respiratorias aumenta la sensibilidad a diversos desencadenantes externos, que provocan el estrechamiento de los conductos respiratorios, lo que ocasiona obstrucción del flujo de aire y dificultad al respirar. En algunos casos, las glándulas mucosas de las vías respiratorias producen exceso de mucosidad, lo que aumenta la obstrucción.
Los ataques pueden ser breves o durar varios días y suelen empezar al cabo de unos minutos de la exposición a un agente desencadenante. Algunos pacientes presentan sólo síntomas ocasionales o “estacionales”, y otros, diarios.

Síntomas
Respiración difícil
Aumento de la frecuencia cardiaca
Silbido, sobre todo al espirar tos seca persistente
Sensación de opresión en el pecho

PRECAUCIONES
UN ATAQUE GRAVE Y PROLONGADO DE ASMA QUE NO RESPONDE A LOS REMEDIOS SENCILLOS REQUIERE ATENCIÓN MÉDICA INMEDIATA.
SI LA TOS DURA MÁS DE DIEZ DÍAS O ESTÁ ACOMPAÑADA DE FIEBRE, RESPIRACIÓN DIFÍCIL, LABIOS MORADOS, SOPOR O DIFICULTAD AL HABLAR, CONSULTE CON SU MÉDICO.

La incidencia del asma es de un 1% o 2% de la población mundial, pero en EEUU llega a afectar al 6% de los niños.
En EEUU el asma afecta aproximadamente a un 4% de la población: uno de cada 20 adultos (más de 7 millones de personas) y 3 millones de niños.
Los grupos de población más afectados son los menores de 16 años y los mayores de 65.
Los casos de hospitalización de niños con asma o con enfermedades relacionadas con el asma han aumentado un 500% en los pasados 30 años.
La incidencia del asma en el Reino Unido, por ejemplo, se ha multiplicado por 30 en los últimos 30 años.
El asma se está extendiendo en el mundo occidental, y aunque la medicina convencional puede controlar los casos más graves, no hay todavía ninguna señal de encontrar una cura definitiva.
Se cree que la cafeína contribuye a abrir las vías respiratorias y reducir los síntomas en un tercio.

TRATAMIENTO

AYURVEDA
El jengibre común y el estramonio se emplean contra el asma.

FITOTERAPIA CHINA
La enfermedad se atribuye a la Flema producida por la debilidad del Bazo y el Riñón. Para abrir los pulmones, puede utilizarse la almendra y la efedra.

FITOTERAPIA
Cualquiera de las plantas indicadas para el estrés ayudan a relajarse, lo que disminuye la frecuencia de los ataques.
La infusión de helenio está indicada en el tratamiento del asma. Tómela diariamente si es propenso a sufrir ataques.
La grindelia, el hisopo, la corteza de ciruelo virginiano y la agripalma pueden aliviar un ataque leve.
La cúrcuma posee un efecto broncodilatador y puede tomarse en una taza de agua caliente.

AROMATERAPIA
Durante e inmediatamente tras un ataque puede realizarse una inhalación de vapores de aceites esenciales de manzanilla, eucalipto o lavando, que tienen efectos calmantes y abren las vías respiratorias.
El aceite de pino, en el baño o en un vaporizador, reduce la frecuencia de los ataques.
La bergamota, la salvia romana, el neroli, la manzanilla y la rosa son antiespasmódicas y relajantes, y están especialmente indicadas en ataques debidos al estrés.

HOMEOPATÍA
El asma crónico requiere un tratamiento constitucional, pero los remedios siguientes pueden aplicarse en ataques leves, mientras se espera la asistencia médica:
Ip. para niños con respiración difícil y tos que acaba en vómitos de algunas mucosidades.
Arse. si se despierta entre medianoche y las dos de la madrugada, con respiración difícil.
Bry. para los ataques de asma posteriores a un resfriado, con tos fuete y seca.
Nat-s. para el asma en un clima húmedo, con tos blanda y mucosidades amarillentas.
Lach. para el asma que empieza en primavera u otoño o durante la menopausia.

REMEDIOS FLORALES
Si aparecen síntomas, tome Rescate para aliviarlos y prevenir un ataque.

VITAMINAS Y MINERALES
Aumente el consumo de vitamina B6, que contribuye a reducir la frecuencia y la gravedad de los ataques.