Remedios Naturales

ANGÉLICA

33 - ANGÉLICA


(Angélica archancjelica)
Las virtudes curativas de la angélica eran tan reverenciadas en la Antigüedad, que se le llamaba la raíz del Espíritu Santo. Hay más de 30 variedades cultivadas en el mundo y por lo menos 10 son muy valoradas en la Medicina Tradicional China. Su raíz y semillas dan el aceite esencial, que tiene un olor almizclado, dulce, a madera.

Propiedades y usos
El aceite de angélica es tónico, estimulante y parece que fortalece el sistema inmunología). Sus propiedades desintoxicantes y diuréticas impulsan a que la circulación y el sistema linfático eliminen las toxinas del organismo, lo cual lo vuelve útil para la celulitis, la artrosis y la retención de líquidos. Alivia la indigestión, la flatulencia y los problemas digestivos causados por el estrés. Sus virtudes expectorantes ayudan en el tratamiento de resfriados, bronquitis infecciones respiratorias. Es bueno para piel pálida, congestionada o irritada. También se cree que tiene afinidad con el sistema reproductor femenino.

PRECAUCIONES
NO UTILICE EL ACEITE DURANTE EL EMBARAZO O EN CASO DE DIABETES.
NO LO UTILICE SOBRE LA PIEL EXPUESTA AL SOL.
EL ACEITE DE ANGÉLICA ATRAE A LOS INSECTOS.

MEZCLAS
SE MEZCLA BIEN CON SALVIA ROMANA, PACHULÍ, SÁNDALO, VETIVER, BENJUÍ, LIMÓN Y OTROS CÍTRICOS.

RECETA 
Aceite de viaje de angélica
Ponga 5 gotas de angélica, 5 de toronjil, 5 de menta y 5 de jengibre en un pequeña botella cuentagotas con 30 ml de aceite de almendras dulces. Inhale o masajee unas gotas en las sienes o detrás del cuello para aliviar el desfase de los vuelos o el dolor de cabeza. Unas gotas masajeadas en sentido de las agujas del reloj alrededor del abdomen pueden aliviar el dolor de estómago.