Remedios Naturales

Amigdalitis

sauco - Amigdalitis


La amigdalitis es una inflamación de las amígdalas, que están situadas detrás de la garganta. Suele deberse a una infección viral o bacteriana (a menudo estreptocócica) que las hincha y enrojece, a veces con puntos de pus blancos o amarillos. También se pueden inflamar e infectar los adenoides o vegetaciones. La amigdalitis puede aparecer en cualquier momento pero es particularmente común en la niñez. En casos aros aparecen complicaciones como anginas (un absceso detrás de las asimígdalas),inflamación renal o fiebre reumática.

SINTOMAS

  • Ganglios linfáticos del cuello binchados y sensibles;
  • Garganta irritada y con dolor al tragar;
  • Dolor de cabeza y de oídos, debilidad general y malestar;
  •  Fiebre;
  • Mal aliento;
  •  Estreñimiento.

FICHA
La amigdalitis es más común en los niños que en las personas adultas.
La amigdalitis suele aparecer repentinamente como resultado de una infección estreptocócica pero también puede estar causada por una infección vírica. En la amigdalitis crónica, las amígdalas suelen inflamarse en episodios de infección aguda que producen cicatrices (criptas), las cuales dificultan el tratamiento de ataques posteriores.

TRATAMIENTO
AYURVEDA
Ponga sobre la frente un paño con aceite de mostaza para aliviar el dolor y reducir la fiebre.
Ralle raíz de jengibre, exprímala y mézclela con miel y limón para hacer una bebida calmante.

FITOTERAPIA CHINA
El tratamiento se ha de dirigir al Fuego patológico, Viento y Calor. Evite comidas con especias y beba infusión de madreselva.

REMEDIOS DOMÉSTICOS Y POPULARES
Infusión de grosellero negro o el jugo de sus frutos (caliente) para tratar la infección y aliviar la irritación de garganta.
Beba abundante miel con limón o miel con vinagre de manzana calientes para combatir la infección e impulsar el sistema inmunológico.

FITOTERAPIA
Las gárgaras con salvia roja tratan la infección y reducen los síntomas. Equinácea, ajo, mirra, salvia y Baptisia tinctoria impulsan el sistema inmunologías. Amor de hortelano, caléndula y raíz de fitolaca ayudan al sistema linfático. Manzanilla, flores de saúco, milenrama y tila reducen la fiebre induciendo a sudar.
Agrimonia, flores de saúco, llantén y hojas de frambueso tonifican las mucosas y despejan el catarro y la inflamación. Consuelda, malvavisco y gordolobo calman unas amígdalas doloridas.

AROMATERAPIA
El aceite de tomillo es un antiséptico potente y tiene un efecto anestésico local que reduce el malestar. Utilícelo en un vaporizador y mézclelo con un aceite portador para masajear el cuello. Haga gárgaras con aceite de lavando y benjuí puesto en una taza de agua hervida y fría.
El aceite del árbol de té aplicado puro sobre las amígdalas con una torunda combate la infección y el malestar.

HOMEOPATÍA
La amigdalitis erónica ha de tratarse constitucionalmente pero en situaciones agudas pruebe:
Bell, para una garganta irritada y sensible con dolores punzantes y cuello rígido.Hep. para la sensación de que se ha clavado una espina de pescado en la garganta, cuando el dolor se alivia con bebidas calientes, con mal aliento y pus amarillo.
Lyc. para una garganta irritada en el lado derecho, lengua seca e hinchada pero limpia, garganta que mejora tras tomar bebidas frías y empeora entre cuatro y ocho de la mañana o por la tarde. Mere, cuando la garganta está de color rojo oscuro, hinchada, irritada, está peor en el lado derecho, con mal aliento y sudores calientes. Phytolacca decandra para una garganta áspera, constreñida, caliente, con amígdalas rojas e hinchadas y dolor que se extiende a los oídos. La garganta está peor en el lado derecho y con el calor.

VITAMINAS Y MINERALES
El aceite de hígado de bacalao junto a la vitamina C y el ajo aceleran la curación.