Remedios Naturales

ÁLOE

Aloe-Vera


(Aloe vera)
Esta planta crasa tropical se ha utilizado durante siglos externa e internamente para curar. Los áloes son resistentes a la sequía, absorben el agua muy fácilmente y la pierden muy lentamente.

Propiedades
Es calmante
Es refrescante
Es antiséptico
Es anti fúngico

Usos
Se aplica a las quemaduras, incluidas las del sol, tina, cortes infectados, acné, herpes, eczema, arrugas y zonas de la piel seca y pruriginosa.
Utilícelo para lavar la boca en el caso de encías ulceradas.
Como medicamento interno para cándida.

NOTAS Y DOSIS
Los áloes son fáciles de cultivar en casa.
Corte la hoja y aplique el gel directamente sobre la piel, o ingiera una cucharada dos veces al día. Las hojas cortadas aguantan y se las puede utilizar de nuevo. Hay muchos preparados excelentes en el comercio. Siga sus instrucciones. El áloe fresco es insuperable para las quemaduras, sarpullidos irritables y quemaduras solares. Guarde un poco en el frigorífico para uso inmediato.

PRECAUCIONES
EL GEL ES INOCUO PERO LOS PREPARADOS DE LA HOJA COMPLETA SON FUERTEMENTE LAXANTES Y NO SE DEBEN UTILIZAR DURANTE PERIODOS LARCOS NI DURANTE EL EMBARAZO.

RECETA
Gel de áloe
Lave las hojas. Córtelas en trozos de 5 cm. Parta cada trozo en dos para extraer la mayor cantidad de gel. Envuelva cada trozo en un plástico y póngale fecha. Para utilizarlo, quite el plástico y aplique sobre la piel el lado de la hoja con el gel. Úntelo sobre la superficie afectada o sosténgalo sobre ella con un vendaje.