Remedios Naturales

AJO

ajo - AJO


El ajo pertenece a la familia de la cebolla y es una de las plantas medicinales mejor conocidas y más utilizadas. Su fuerte olor desanima a muchas personas, pero sus virtudes salutíferas y preventivas compensan sobradamente estos efectos. En pruebas clínicas realizadas sobre personas se ha demostrado que el ajo reduce el colesterol del suero sanguíneo y el colesterol LDL. Los eficaces preparados de ajo cuestan menos y tienen menos efectos secundarios que la mayoría de los farmacos, y su empleo ha sido aplaudido recientemente por la clase médica convencional.

FICHA
Propiedades
Limpia la sangre y ayuda a crear y mantener una flora bacteriana intestinal sana. Ayuda a bajar la fiebre. Es antiséptico. Es antibiótico. Es antifúngico. Tonifica el corazón y el sistema circulatorio.Estimula el sistema inmunología). Puede contribuir a reducir la tensión sanguínea elevada Puede prevenir algunos cánceres, en particular de estómago. Trata infecciones del estómago y del sistema respiratorio. Ayuda a prevenir enfermedades del corazón y reduce el riesgo de arterosclerosis. Es antioxidante. Es descongestivo.

Usos
Comido diariamente crudo puede reducir la acidez de estómago crónica. Cómalo crudo para la debilidad sexual. Puede ayudar a reducir los ataques de asma alérgico y de fiebre del heno. El aceite de su infusión sirve para friccionar el pecho en dolencias respiratorías o digestivas. Puesto en el oído reduce la otitis. Comido fresco con frecuencia reducirá la necesidad de antibióticos. El jarabe de ajo se puede utilizar para la bronquitis, infecciones pulmonares y alteraciones digestivas. El jugo de ajo fresco es antifúngico y se puede aplicar puro sobre infecciones como el pie de atleta. Masque dientes enteros asados para mejorar la circulación. El intestino se puede limpiar añadiendo algunos dientes de ajo crudos y triturados a las ensaladas. Combina de modo excelente con la cebolla roja.

CONSEJO
EL OLOR A AJO EN EL ALIENTO SE REDUCIR COMIENDO UNA MANZANA O PEREJIL CRUDO O BEBIENDO UN POCO DE JUGO DE LIMÓN RECIÉN EXPRIMIDO.

JARABE DE AJO
El jarabe de ajo alivia la bronquitis y las infecciones pulmonares. Hace falta un bulbo fresco y algo de miel. Pele y trocee de 6 a 8 dientes de ajo frescos. ponga el ajo troceado en un tarro y cúbralo
con 8 cucharadas de miel. Déjelo reposar varios días y cuélelo. La infusion de ajo en miel puede administrarse a razon de una cucharadita para los niños y 4 para los adultos con el fin de estimular el sistema inmunológico y tratar las infecciones.